L ‘insomnio se trata de una afección particularmente extendida: se estima que alrededor de un tercio de la población de los países industrializados la padece o al menos ha presentado los síntomas de los trastornos del sueño al menos una vez en su vida. Entre esto, al menos el 10% encontró problemas de insomnio. En Italia elOBJETIVOS, Asociación Italiana de Medicina del Sueño con la colaboración de Médicos Generales, realizó un estudio dedicado al insomnio, denominado “Proyecto Morfeo”, Con el objetivo de obtener la mayor cantidad de información posible sobre este problema, a través de las vivencias directas de los pacientes que, para frenar el trastorno, acudieron a su médico de cabecera.

Se examinó una muestra de 3200 sujetos adultos, el 64% experimentó problemas de insomnio: entre estos, alrededor del 40% también manifiesta síntomas diurnos asociados con los nocturnos. El insomnio también parece afectar más a las mujeres que a los hombres, así como a los jubilados y desempleados, en comparación con quienes trabajan todos los días.

Por tanto, el problema no debe subestimarse, ya que el insomnio y trastornos del sueño, no le permiten descansar lo suficiente y de una manera adecuada para el cuerpo, provocando fatiga generalizada y persistente, malestar general y una baja productividad y ganas de hacer, terminando inevitablemente también comprometiendo la realización de las actividades más simples y elementales. Afortunadamente, más allá del terapias con medicamentos estrictamente hablando, existen remedios naturales para el insomnio capaz de conferir bienestar y relajación, promover el descanso y mejorar significativamente la calidad del sueño: en este artículo examinaremos el causas del insomnio y descubriremos cómo aliviar el trastorno de forma eficaz y relativamente rápida.

CBD: quizás el remedio natural más eficaz para el insomnio

CBD: quizás el remedio natural más eficaz para el insomnio

Hasta la fecha el la falta de sueño Generalmente provocada por el estrés de la vida cotidiana y por el ritmo frenético que impone la sociedad, constituye un problema bastante extendido, tanto entre los jóvenes como entre los adultos.

De acuerdo con lo que surgió de los estudios presentados a Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología, celebrada en verano de 2018 en Munich, un sujeto adulto debe pasar de 6 a 8 horas al día durmiendo: reduciendo el número de horas de sueño a menos de 6, parecería reducir la esperanza de vida, favoreciendo enfermedades graves del corazón o del sistema nervioso, así como el riesgo de contraer enfermedades crónicas.

Incluso en niños, así como en adolescentes, “poco sueño“Puede tener muchas consecuencias, afectando el desarrollo cognitivo y físico. La pérdida de atención, la somnolencia crónica o la pérdida de peso aparecen entre los primeros síntomas obvios de insomnio: sustancias como la cafeína, el té o las bebidas energéticas estimulantes no compensan en absoluto las horas de descanso perdidas, así como la ingesta de sedantes o somníferos pueden provocar somnolencia, al igual que las personas que no duermen lo suficiente. Afortunadamente existen remedios para el insomnio que, aunque naturales, ofrecen bienestar y alivio, favoreciendo el descanso y mejorando la calidad del sueño: entre ellos se encuentra el CBD o cannabidiol, derivado del cáñamo sativa, a menudo tomado en forma de aceite de CBD.

Aunque todavía existen pocos estudios sobre efectos del CBD, una investigación publicada en el Revista del sueño en 2013 mostró cómo el sistema endocannabinoide participa activamente en la modulación del sueño, especialmente en Fase REM, esto porque compite en el producción de melatonina.

Otra investigación importante es la realizada por GW Pharmaceutical, con fecha de octubre de 2016, una empresa farmacéutica estadounidense que se ocupa de la producción de biofarmacéuticos, incluido el ahora conocido “Sativex”, Y que durante años se ha centrado en la investigación relacionada con el tratamiento de numerosas enfermedades graves e invalidantes, mediante la administración de marihuana medicinal y derivados relacionados con el cannabis. Esta investigación involucró a una adolescente de 16 años que padecía síndrome de estrés postraumático, que le había provocado insomnio crónico: al administrar dosis adecuadas de CBD, por vía sublingual a través del aceite, la paciente mostró mejoras significativas. La CBD por tanto, es muy utilizado en el tratamiento del insomnio al actuar directamente sobre las causas que lo determinan, como depresión, trauma psicológico o dolor crónico severo informado como consecuencia de enfermedades autoinmunes, accidentes o cirugías.

Solo el CBD por lo tanto, puede representar un remedio natural y eficaz para el insomnio y para todos los trastornos relacionados con el sueño: a menudo integrado en algunas preparaciones farmacológicas, en combinación, por ejemplo, con valeriana, ayuda al cuerpo en la producción de melatonina, que regula las fases del sueño y es producido naturalmente por la glándula pineal. La integración de CBD permite promover un sueño más profundo, y en consecuencia más reparador, pudiendo regularizar el ritmo circadiano, con la ventaja de no inducir somnolencia como ocurre con los somníferos convencionales, ni de afectar negativamente las actividades cotidianas habituales.

Qué es el insomnio, cuáles son sus síntomas y por qué es difícil de diagnosticar

Qué es el insomnio, cuáles son sus síntomas y por qué es difícil de diagnosticar

L ‘insomnio representa un problema bastante común: aunque esporádicamente, afecta al menos al 50% de la población mundial al menos una vez en la vida. Este término determina un cuadro bastante complejo caracterizado por uno o más síntomas que van desde dificultad para conciliar el sueño hasta frecuentes despertar durante la noche, Resultando en luchando por conciliar el sueño de nuevo y nuevamente insatisfactorio y cualquier cosa menos una calidad de sueño reparadora. Las personas afectadas por trastornos relacionados con el sueño también tienden a sufrir somnolencia diurna, cansancio, agotamiento, irritabilidad y dificultad de concentración y memoria.

L ‘insomnio podría ser primario o no relacionado de ninguna manera con otras patologías o trastornos, o secundario, donde los trastornos del sueño dependen de diferentes variables como patologías, estados dolorosos o la ingesta de determinadas drogas, y nuevamente del abuso de alcohol, ansiedad, depresión y estrés. De hecho, el estrés aparece entre las principales causas del insomnio: esta condición no te permite relajarte, provocando un considerable dificultad para conciliar el sueño, lo que resulta en un sueño particularmente perturbado.

Por lo general, cuando los trastornos del sueño tienden a afectar al menos tres noches a la semana, con una duración de un mes o más, se denomina insomnio crónico. L ‘insomnio agudo en cambio, tiende a durar desde una noche hasta algunas semanas y en este caso las causas pueden ser factores estresantes importantes como problemas profesionales, la pérdida de un trabajo o de un ser querido, por citar un ejemplo trivial, y factores externos y ambientales como ruido, luces, temperaturas demasiado altas o por el contrario demasiado bajas, sin descuidar aquellos posibles elementos que pueden interferir en el sueño habitual como descompensación horaria.

A menudo, diagnosticar el insomnio, debido a la heterogeneidad de los desencadenantes, puede ser difícil: sin embargo, si trastornos del sueño Suelen persistir durante periodos de tiempo excesivamente prolongados, siempre es recomendable consultar con su médico.

¿Cómo saber si sufre de insomnio?

¿Cómo saber si sufre de insomnio?

Para entender si sufre de insomnio de manera significativa Es necesario evaluar cuidadosamente si se cumplen las siguientes condiciones:

  • La cantidad de tiempo que se tarda en conciliar el sueño y la cantidad de tiempo entre el despertar noche y la siguiente, es igual o superior a 30 minutos;
  • Los trastornos del sueño tienden a ocurrir 3 noches a la semana o más;
  • El insomnio tiende a durar 6 meses o más.

A pesar de lainsomnio Se define comúnmente como un trastorno del sueño, esta condición puede tener repercusiones importantes, las mismas que generalmente tienden a durar mucho más allá del período de sueño, afectando significativamente las horas de vigilia. Los que sufren de trastornos del sueño, de hecho, se quejan de somnolencia diurna y un empeoramiento de sus habilidades laborales y relacionadas con la productividad, a menudo reportando altos niveles de ansiedad y depresión.

LEER
Cannabis medicinal en Sicilia

¿Cuáles son los efectos secundarios a largo plazo del insomnio?

¿Cuáles son los efectos secundarios a largo plazo del insomnio?

A la larga, elinsomnio, especialmente si es crónica, puede tener muchas consecuencias, afectando negativamente las actividades más habituales de la vida diaria. LA trastornos del sueño de hecho, implican astenia, que es una fatiga persistente y significativa durante el día, alteraciones en la atención, concentración y memoria, especialmente en el trabajo, provocando así una disminución significativa de la productividad. Todo esto se acompaña de trastornos del estado de ánimo, ansiedad, irritabilidad y todavía excesiva somnolencia diurna, factores todos que pueden afectar en gran medida a cualquier actividad, interfiriendo en la relaciones interpersonales y sociales. Precisamente por esta razón, una condición comoinsomnio, nunca debe subestimarse sino, por el contrario, debe ponerse en conocimiento de su médico o, alternativamente, de un especialista, capaz de determinar el tratamiento o terapia más adecuada para el sujeto.

¿Cuáles son las principales terapias para el insomnio?

Generalmente los principales terapias para el insomnio son farmacológicos, especialmente si esta condición aparece esporádica u ocasional: sin embargo, esta elección por parte del médico o especialista varía según la extensión del trastorno, a través de administraciones calibradas en relación a las manifestaciones nocturnas.

Entre los fármacos más habituales contra el insomnio aparecen los denominados benzodiazepinas, aprobado para su uso como hipnóticos / sedantes como brotizolam, estazolam, lorazepam, nordazepam, temazepam y triazolam. Estos tratamientos pueden conllevar contraindicaciones y efectos secundarios como hipersensibilidad, insuficiencia respiratoria aguda y depresión e incluso insuficiencia hepática junto con el riesgo de caer en adicciones. Por lo tanto, la terapia debe llevarse a cabo bajo estricta supervisión y control médico y, preferiblemente, durante períodos cortos de un máximo de 2 o 4 semanas.

De lo contrario, es posible recurrir a terapias no farmacológicas que tengan como objetivo tratar el trastorno en su origen, actuando sobre el componente psicológico relativo.

La terapia más acreditada en la actualidad es la llamada Tratamiento cognitivo-conductual del insomnio, a menudo referido por el acrónimo CBTi o Terapia cognitivo-conductual para el insomnio, una intervención psicológica que puede ser individual o grupal, basada en técnicas particulares que en los últimos años han revelado una importante eficacia en el tratamiento del insomnio y los trastornos del sueño. Varios estudios han demostrado que, al mismo tiempo, la Consciencia, puede resultar decisivo en el tratamiento del insomnio, especialmente si se integra adecuadamente con el Tratamiento Cognitivo-Conductual.

Cada terapia psicologica Suele centrarse en modelos psicofisiológicos de regulación del sueño y en modelos etiológicos del insomnio, actuando directamente sobre todos los factores que influyen en la aparición y mantenimiento del insomnio, como comportamentales, fisiológicos y cognitivos. Estas intervenciones parecen útiles y necesarias si las alteraciones del sueño continúan a largo plazo, afectando significativamente el estilo de vida del sujeto.

¿Cuáles son los principales remedios naturales efectivos para el insomnio?

Antes de recurrir a terapias farmacológicas reales, la naturaleza juega un papel fundamental a través de remedios naturales para el insomnio: plantas medicinales con marcadas propiedades relajantes, capaces de inducir el sueño, contribuyendo a potenciar su calidad. Por lo tanto, representan una alternativa natural a los medicamentos y las pastillas para dormir, que se toman con aceites, infusiones, infusiones o preparaciones a base de hierbas. Estos son los más comunes y utilizados:

  • Toronjil: gracias a sus conocidas y probadas propiedades sedantes y ansiolíticas, actúa sobre el sistema nervioso central, ofreciendo una acción hipotensora sobre el sistema cardiovascular. Las hojas de la planta de melisa, ricas en aceite esencial, ejercen una acción calmante en los estados de ansiedad, revelándose como relajantes y calmantes incluso en lo que respecta al sistema muscular.
  • Tilo: tiene una acción puramente sedante sobre el sistema nervioso central, ayudando a aliviar las tensiones, a calmar la irritabilidad y el nerviosismo y a reducir las migrañas, favoreciendo un sueño reparador.
  • Espino: también tiene una acción sedante sobre el sistema nervioso, actuando al mismo tiempo como un antiespasmódico. La acción hipotensora relativa sobre el sistema cardiovascular es útil en presencia de insomnio, especialmente en sujetos particularmente nerviosos, donde reduce la emocionalidad, aliviando taquicardia, agitación, angustia y palpitaciones.
  • Valeriana: de acción relajante, reduce el tiempo necesario para conciliar el sueño, mejora la calidad del sueño y está indicado para cualquier trastorno relacionado con el mal descanso, la ansiedad y consecuentemente el insomnio.
  • Manzanilla: Ampliamente utilizado gracias a su conocida acción relajante, presenta efectos ansiolíticos y antidepresivos. Sin embargo, se debe prestar atención a las dosis, ya que las concentraciones altas pueden tener el efecto contrario.
  • Pasionaria: sus propiedades son sedantes y ansiolíticas. Estas características contribuyen a que esta planta sea especialmente eficaz contra el insomnio, ya que es capaz de estimular el sueño fisiológico, privándola de despertares nocturnos no deseados.

Otra solución natural para reducir las manifestaciones relacionadas con el insomnio está representada por el uso de aceites esenciales a base de plantas calmantes: pueden integrarse en difusores de habitación o tomarse por vía oral si así lo indica su fitoterapeuta de confianza. Los aceites esenciales más comunes son los de lavanda, jazmín, mejorana y rosa.

En general, las plantas medicinales se utilizan mucho en forma de infusiones o infusiones: válido alternativa natural para combatir el insomnio está representado no solo porAceite de CBD, tomado por vía oral o vaporizado usando dispositivos especiales como i vaporizadores de hierbas, antes de acostarse de manera que concilie el descanso y el bienestar, pero también y sobre todo de infusiones de marihuana, capaz de favorecer la relajación, mejorando la calidad del sueño de forma incisiva.

Algunos consejos para dormir mejor

Algunos consejos para dormir mejor

Duerme mejor, evitando manifestaciones de insomnio y alteraciones del sueño provocadas por posibles “interferencia”, Es posible: basta con seguir unos pequeños trucos para promover el descanso, haciendo el calidad de sueño. A continuación, se ofrecen algunos consejos útiles:

  • Es importante establecer una especie de “ritual a la hora de acostarse” que promueva la relajación, como beber un vaso de leche tibia o té de hierbas, o leer algunas páginas de un libro antes de acostarse.
  • Sin duda es útil intentar ir a dormir y despertar siempre a la misma hora, manteniendo esta regla aunque la calidad del sueño no sea la óptima.
  • También es fundamental levantarse cuando no puedas dormir: en este caso puede ser útil hacer algo agradable y relajante y luego volver a acostarte en cuanto empiece a sentir el sueño.
  • Es mejor no practicar actividad física después de la cena, porque si se hace cuatro horas antes de irse a dormir tiende a perturbar el sueño: discurso análogo para actividades intelectuales particularmente complejas y exigentes.
  • Es importante evitar recuperar el sueño perdido a través de las “siestas” de la tarde: uno entraría en un círculo perjudicial para evitar el insomnio.
  • Ciertamente es útil al mismo tiempo evitar usar el dormitorio para realizar actividades diarias como comer o trabajar en el PC.
  • Una buena práctica para dormir mejor es también evitar bebidas como café, té y chocolate caliente con acción excitante, a partir de las cuatro de la tarde, esto porque al igual que los espíritus pueden comprometer el sueño.
  • Sería saludable evitar fumar, ya que la nicotina es una sustancia con acción estimulante.
  • Para dormir mejor, también sería recomendable evitar quedarse dormido frente al televisor por la noche.
  • Por último, pero ciertamente no en orden de importancia, puede ayudarte a dormir mejor, mantener una temperatura fresca dentro del dormitorio, cuidando de crear un ambiente preferiblemente oscuro y tranquilo.

Dónde comprar productos de CBD en línea

En línea i Productos de CBD generalmente están fácilmente disponibles. CBDMania, un comercio electrónico confiable y seguro, ofrece una amplia gama de derivados del cannabis y marihuana italiana legal a precios competitivos y ventajosos. Desde aceites de CBD hasta cápsulas a base de CBD y cristales, puedes disfrutar de una amplia gama de referencias, útiles para luchar contra el insomnio de forma natural y completamente libre de riesgos, una alternativa válida a los medicamentos convencionales. Sin embargo, siempre sugerimos que consulte a su médico para establecer con precisión las dosis óptimas de CBD.