Ahora se ha convertido en una tendencia tal que se despobla en las revistas de moda y actualidad más importantes como Glamour Reino Unido e incluso el New York TimesEl CBD, extraído de las inflorescencias de la cannabis sativa, representa un verdadero “ingrediente de belleza” y bienestar, entre los más populares y apreciados del momento. Cómplices de lo ahora conocido propiedades dermocosméticas, Los productos a base de CBD representan una auténtica panacea para la piel, gracias a las acciones antioxidantes y seborreguladoras que, además de mejorar notablemente su aspecto previniendo el envejecimiento prematuro, frenan los riesgos de contracciones desagradables. patologías de la piel.

Millones de consumidores extranjeros ya lo están utilizando con éxito. Cosméticos a base de CBD, cuya popularidad ha explotado literalmente incluso entre las celebridades: de Rhianna a Orlando Bloom, de Jennifer Aniston a la modelo Cara Delevingne, el famoso aceite de CBD, terapéutico y de origen completamente natural, se ha hecho mucho espacio en el panorama cosmético volviéndose casi codiciado cuando la amada botella de Perfume Chanel No.5. En resumen, un icono, un elixir de belleza que está ganando terreno rápidamente también en Europa, despertando elogios positivos y no poca curiosidad.

Tendencias en cosmética natural

El bienestar, la belleza y el cuidado personal son ahora más que nunca un indicio de una mayor conciencia es sensibilidad dirigido en particular a la naturaleza así como al entorno que nos rodea. De ahí la tendencia a preferir el cosmética natural que directamente de la naturaleza, roba lo mejor que puedas desear para tu piel. Y es precisamente esto lo que abre por primera vez un escenario diferente, donde el futuro de la cosmética aparece predominantemente verde: el consumidor es cada vez más consciente y atento, tiende a elegir con cuidado qué aplicar en su cuerpo, prefiriendo ingredientes de origen natural que más allá de ofrecer innumerables beneficios y ventajas, también reducen significativamente el impacto ambiental. Un auténtico plus que ha visto crecer exponencialmente la facturación de las pequeñas y grandes empresas que operan en el sector, ofreciendo productos de alta calidad con una reducida presencia de elementos sintéticos.

Datos interesantes surgieron de una investigación realizada por Cosméticos Italia, L ‘Asociación Nacional de Empresas de Cosméticos, que destaca cómo la facturación vinculada a la cosmética verde en 2017 alcanzó los 1.000 millones de euros, incluso 9,5% de la facturación vinculada a la cosmética en nuestro país. Y si de hecho este resultado, al menos aparentemente, pudiera aparecer como un fenómeno solo momentáneo, datos más recientes muestran una mayor definición del sector ligado a la cosmética natural que hoy representa el 50% de los lanzamientos: nuevamente en 2017 de un total de casi 3800 nuevos productos puestos en el mercado, casi 2000 entraron en la “categoría” Respetuoso del medio ambiente.

La tendencia de la cosmética natural se centra en un enfoque muy específico: intentar ser 100% orgánico, haciendo uso de ingredientes activos derivados de la agricultura ecológica certificada, la misma que no utiliza métodos de cultivo intensivo sino que prefiere la puesta en valor del territorio local. Es la naturaleza la que hace que los ingredientes activos extremadamente valiosos estén disponibles para la belleza y el bienestar, los mismos que también pueden mejorarse mediante el uso de tecnologías mineras modernas capaz de ser eficaz pero al mismo tiempo no invasivo hacia las materias primas.

Cuando se trata de elegir un cosmético, el consumidor final tiende inevitablemente a centrarse en productos que tienen la valor por dinero objetivamente más ventajoso, prefiriendo referencias que mantengan lo que prometen. Una necesidad que prevalece en particular precisamente en el sector salud y belleza.

Hay muchas tendencias relacionadas con la cosmética natural: algunas resultan ser auténticas novedades, como i cosméticos de cannabis o CBD, otros aparecen en cambio como confirmaciones que dan testimonio de un cambio que se está produciendo a nivel mundial. Hablamos cada vez más a menudo de productos naturales, de origen vegetal y ecológico y el propio consumidor quiere lo que suele consumir, cumple estos requisitos.

Desde cremas faciales y corporales hasta productos para el cabello, todo debe ser natural y orgánico.

Preste atención también a la seguridad, ya que el consumidor quiere que lo que compra esté totalmente desprovisto de ingredientes sintéticos que puedan resultar tóxicos o incluso perjudiciales para él y el medio ambiente: por esta razón un Producto organico Suele percibirse como algo más seguro y fiable que lo que proponen, por ejemplo, los grandes minoristas. A’perspectiva consciente y ambientalista con total respeto no solo por la propia persona sino también por el planeta que nos acoge.

Estudios e investigaciones, así como las estadísticas divulgadas por el “iniciados”Demostró cómo con el término verde, el consumidor percibe el concepto de “limpio y puro“: Por tanto, un producto se percibe como tal cuando tiene una alta concentración de principios activos puros, sin estar sobrecargado de elementos inútiles y superfluos. Y es precisamente en eso en lo que se orienta el propio consumidor: referencias con una formulación limpia que no hace uso de elementos químicos potencialmente nocivos para su salud, especialmente a largo plazo.

Cosméticos CBD: cómo se fabrican, por qué elegirlos, qué ventajas aportan

Los cosméticos consumen cannabis obviamente privado del “asombroso” ingrediente activo THC o tetracannabidiol, privilegiando el CBD o cannabidiol así como elaceite de cáñamo o cáñamo, obtenido de las semillas de cáñamo sativa que, al ser extremadamente rico en ácidos grasos omega 3, 6 y 9 y ácido linoleico, tiene una marcada acción antioxidante y antiinflamatoria. Los efectos relacionados con el cuidado de la piel pueden reducir el recambio celular, los estados inflamatorios e incluso regular la producción de sebáceas, combatiendo finalmente también de forma eficaz el envejecimiento prematuro causado por la formación de radicales libres. El preciado aceite de cannabis representa, por tanto, un auténtico elixir de juventud capaz de incrementar progresivamente sus beneficios en virtud de una composición muy similar a la que determina los lípidos cutáneos.

La propiedades emolientes y elastificantes de aceite de cannabis, tienden a fortalecerse con la sucesión de las estaciones, evitando la deshidratación pero conservando la equilibrio natural de la película hidrolipídica lo que representa una verdadera barrera protectora para la piel del rostro y del cuerpo. También es eficaz en el cabello gracias a las propiedades vitamínicas características, ayudando a frenar la sequedad y deshidratación del cuero cabelludo, dando cuerpo y brillo al cabello. También demuestra ser un potente antiinflamatorio capaz de calmar la piel sensible, rojo e inflamado. Y si el aceite de cáñamo aparece como protagonista de los cosméticos a base de cannabis, el aceite de CBD también encuentra un amplio espacio, con marcado propiedades antioxidantes, hidratante y antiarrugas, también utilizado con éxito como relajante y sedante. La cosmética favorece en general sus propiedades antiinflamatorias, por lo que resulta especialmente útil en el tratamiento de inflamaciones cutáneas, así como en el tratamiento del acné, las arrugas, la psoriasis y el eccema.

¿Cuáles son los factores por los que tanto el CBD como el aceite de cáñamo son tan funcionales en los cosméticos? Todo reside en potencial del cannabidiol, capaz de interactuar con sistema endocannabinoide presente en el organismo, ayudando al organismo a regenerarse. Esta red de receptores garantiza una correcta homeostasis, es decir, la estabilidad del propio organismo y el CBD parece particularmente útil desde el punto de vista dermatológico precisamente porque interactúa directamente con la epidermis de una forma extremadamente natural, favoreciendo su procesos naturales, con todos los beneficios que se derivan de ella: de hecho, no se limita a operar únicamente sobre las células dañadas presentes en los tejidos, sino que interviene sobre las sanas, alejándolas de las agresiones.

Existen numerosas investigaciones que dan fe de la propiedades regenerativas del cannabidiol aunque debe tenerse en cuenta que los beneficios de los cosméticos a base de CBD tienden a aumentar progresivamente con el uso prolongado.

Son muchas las ventajas que aporta el uso de cosméticos con CBD: este principio activo es uno de los antiinflamatorios naturales más potentes ya que es capaz de eliminar citocinas y el quimiocinas inflamatorias, proteínas que, si se estresan excesivamente, pueden causar graves daños al organismo. En este caso los beneficios dados por el cosméticos con CBD, ayudan a mantener el equilibrio, frenando la implementación de cualquier proceso inflamatorio.

LEER
Cómo elegir el suelo adecuado para cultivar cannabis

El cannabidiol también es eficaz en el tratamiento de la psoriasis, frenando la proliferación anormal de queratinocitosuna condición comúnmente presente también en el caso del eccema. Del mismo modo, el CBD puede reducir la producción de sebáceas limitando la manifestaciones acneicas grave, una afección estrechamente relacionada con la piel grasa. Por tanto, el uso de productos cosméticos a base de CBD es decisivo ya que el principio activo actúa directamente sobre elepidermis inflamada por acné, mientras regenera las células dañadas. Por tanto, no se limita a intervenir únicamente sobre el efecto sino también sobre la causa, en virtud de las típicas propiedades regenerativas. Además, al ser un antioxidante natural, el CBD puede estimularlo. desarrollo celular, llevando a cabo una acción nutricional especialmente marcada: entre las principales causas del deterioro de la piel y la formación de arrugas se encuentra laacción oxidante promovido por radicales libres. El cannabidiol contrarresta eficazmente sus efectos nocivos y deletéreos controlando la diferenciación celular.

Estas son las razones que empujan a las industrias cosméticas a usar cada vez más el mismo CBD que ingrediente activo anti-envejecimiento: las cremas y sérums a base de cannabidiol, aplicados regularmente también en el contorno de ojos, reducen significativamente las arrugas, regeneran la superficie de la piel y aportan mayor tono y compacidad a los tejidos que progresivamente aparecen más sanos y luminosos.

Cómo elegir productos cosméticos con CBD

Hay muchos Productos cosméticos con CBD para el cuidado del rostro y el cuerpo: desde cremas faciales y corporales hasta limpiadores, pasando por productos capilares con acción regeneradora y fortalecedora: a continuación, se ofrece un resumen general dedicado a las principales referencias actualmente disponibles en el mercado.

Cremas faciales y sueros con CBD

Ellos son realmente los Cremas faciales y sueros a base de CBD para despoblar entre los celebridadEsto se debe a que, al tener una alta concentración de ingrediente activo, confieren considerables ventajas a la piel del rostro. Generalmente pueden ser hidratante o anti-envejecimiento, capaz de contrarrestar y prevenir la sequedad, así como los daños provocados por el envejecimiento prematuro, reduciendo visiblemente la presencia de arrugas, decoloración y descamación, haciéndola especialmente indicada para pieles sensibles y reactivas.

Cremas corporales con CBD

De manera similar a las cremas faciales, también Cremas corporales con CBD, nacen para aportar hidratación y mayor elasticidad a la piel, favoreciendo su regeneración y calmando eficazmente los estados inflamatorios. Ampliamente utilizados para hacer la piel suave y compacta, aparecen como ayudas válidas en el tratamiento de problemas de la piel como eczema, psoriasis y inflamaciones o irritación debida, por ejemplo, a excesiva exposición a los rayos ultravioleta.

Champú de CBD

La Champú de CBD, a menudo con una acción reequilibrante y reparadora. La presencia de cannabidiol ayuda a las pieles grasas a regular la producción de sebáceas, mientras que en las pieles particularmente secas, tiene una acción calmante e hidratante, devolviendo su equilibrio natural. Se trata de bases de lavado suaves y extremadamente delicadas capaces de purificar profundamente la piel y el cabello, ayudando a que el cabello sea más saludable, brillante y vital.

Mascarillas y acondicionadores capilares con CBD

La mascaras así como yo acondicionador a base de CBD, generalmente tienen una acción hidratante y nutritiva. Además de reequilibrar la piel, hidratarla de inmediato, ambos hacen que el cabello esté sano, suave y profundamente nutrido, interviniendo en la fibra capilar y aportando todos los nutrientes necesarios para garantizar su fuerza y ​​elasticidad originales.

Limpiadores faciales y corporales con CBD

Extremadamente delicado i limpiadores faciales y corporales a base de CBD, suelen ser adecuados para todo tipo de pieles, ya que se ofrecen con un pH especialmente agradable para la piel. Limpian sin agredir, favorecen la regeneración celular y reequilibran la película hidrolipídica natural, respetando la estructura de la piel y aportando nutrición e hidratación.

CBD en productos de belleza y cosméticos: lo que dice la ley italiana

El Reglamento Europeo n. 1223/2009 establece que no todo el material vegetal se puede utilizar en la producción de cosméticos funcionales: concretamente, si hablamos de cannabis, es posible utilizar en las formulaciones solo los extractos y el aceite obtenido de semillas prensadas en frío., así como CBD siempre que no derive de la inflorescencia que de hecho se encuentra entre los elementos excluidos. En teoría, por lo tanto, se contemplaría el CBD per se, si no fuera por el hecho de que la mayor concentración del ingrediente activo está casi totalmente incluida en el flor de cáñamo sativa. El único truco, por tanto, está representado por el uso de CBD sintético, obtenido en el laboratorio a través de procesos químicos específicos, un concepto también reafirmado por la Comisión Europea a través de Cosing – Cosmetic Ingredient Database.

Si bien el CBD en realidad no se considera una sustancia narcótica, debe prohibirse en los productos cosméticos si se deriva de un extracto, tintura o resina obtenida de cannabis sativa.

La CBD sintético sin embargo, sigue siendo muy similar al de la derivación natural con la única diferencia de que no tiene ni terpenos ni cannabinoides sino, por el contrario, solo sustancias de derivación no orgánica. Sin embargo, parece casi contradictorio preferir elementos creados químicamente a pesar de los ingredientes activos naturales ahora ampliamente reconocidos por las extraordinarias propiedades y efectos beneficiosos del CBD., sin ningún tipo de efecto secundario, pero la realidad en la actualidad es esta. Solo podemos esperar que en el futuro estas leyes sean menos estrictas para favorecer y promover realmente la belleza, el bienestar y las virtudes de un elemento natural, cuyo uso medicinal y terapéutico se pierde en las brumas del tiempo.

Estrellas internacionales que ya han elegido la cosmética cannábica

Tanto el cannabis como el aceite de CBD representan elementos de belleza más popular entre las celebridades de Hollywood: la hermosa Cameron Diaz incluso se ha convertido en el portavoz de la marca de lujo Beboe, nacido de una idea de Scott Campbell, tatuador que pintó el cuerpo de Orlando Bloom, Marc Jacobs y Sting, solo por nombrar algunos. Después de probar los productos cosméticos de CBD lanzados al mercado en abril de 2019, valoró especialmente el sérum y la mascarilla, lo que hizo que la marca fuera aún más discutida, que salió a la luz con un colección cápsula dedicado a cannabis recreativo. Una auténtica innovación que al fin y al cabo en Estados Unidos ni siquiera se discute pero por el contrario se ve casi como normal: en California de hecho, la ingesta y el cultivo de cannabis para uso personal es totalmente legal. Aquí es donde se ubica el mercado mundial de la marihuana, donde los principales centros están representados por Hollywood y Silicon Valley. Un fenómeno creciente, por lo tanto, es el de los cosméticos a base de CBD, promovido por la famosa cadena de tiendas extraordinariamente cool conocida como Medmen. De hecho, ahora está claro cómo el CBD resulta eficaz precisamente en el cuidado de la piel, apareciendo también y sobre todo entre las estrellas una verdadera panacea para todos los males: no es casualidad que el aceite de CBD sea uno de los principales ingredientes presentes en las fórmulas cosméticas, el “producto de belleza“Más comprado de 2018, incluso por celebridades del calibre de Rihanna. ¿Una moda? Quizás sí, pero es la investigación científica la que habla y confirma los efectos beneficiosos característicos del cannabis, no solo en el cuerpo sino también en la piel del rostro y cuerpo, así como en el cabello, utilizado para un cuidado de la piel “alternativo”. si alguien todavía es escéptico, solo es necesario “ver es creer“!