“Legalizar, enmarcar, proteger”, esto es lo que recomienda el informe de la misión investigadora sobre la legalización del cannabis en Francia.

Lanzado hace más de un año por la misión investigadora (Robin Réda, Jean Baptiste-Moreau, Caroline Janvier), el informe sobre Cannabis “recreativo” se hizo público este miércoles 5 de mayo en el sitio web de la Asamblea nacional. En septiembre de 2020 se publicó un informe sobre cannabis medicinal y en febrero de este año otro sobre CBD.

Una prohibición que no da frutos

Escrito por el relator temático “Recreativo” cannabis, Caroline Janvier, este informe de 280 páginas aboga por la legalización regulada y controlada por el estado. Esto es para proteger a los jóvenes de los peligros que puede traer “esta droga”, para poder realizar campañas de prevención y garantizar a los consumidores productos de calidad. Esto también permitiría acabar con el tráfico ilegal y crear puestos de trabajo reales.

Sin embargo, según Robin Réda (presidente de la misión de investigación), este no es el momento adecuado para legalizar el cannabis. Esto se debe a la decisión del gobierno de oponerse a cualquier forma de legalización, así como a futuras elecciones.

Francia sigue siendo el país con el mayor número de consumidores de cannabis (más de un millón), pero con una política más represiva. Para Jean-Baptiste Moreau, el relator general “Nuestro sistema, por tanto, no es adecuado”. Él cree que la prohibición no “No dar fruto” y que si no hay disminución, el consumo de Cannabis solo aumentará.

LEER
El 80% de los franceses a favor de la legalización del cannabis recreativo durante la consulta ciudadana

Este informe se centra en tres áreas principales:

  • estudio de la política del cannabis recreativo en Francia
  • examinar las leyes de países extranjeros
  • crear un “modelo regulador francés”

Para mejorar este dossier, los miembros de la misión de investigación entrevistaron a un centenar de personas de diferentes ámbitos (políticos, asociaciones, periodistas, médicos, magistrados, funcionarios electos locales y otros).

Un modelo libre pero controlado

Las conclusiones de esta misión son simples:

“La política represiva francesa es cara y moviliza en exceso a la policía, sin contribuir a la reducción del uso y tráfico de Cannabis”.

Por tanto, es un fracaso total, ya sea en términos de salud pública o seguridad.

Otros países han logrado desarrollar un modelo sostenible y eficiente, ya sea en términos de salud o de riesgos. ¿Por qué no Francia?

Caroline Janvier cree que ya es hora de “Cambiar modelo” porque el actual está condenado al fracaso como sucedió con los anteriores. Por tanto, el ponente propone un modelo francés que es similar al de Canadá en el nivel de control que el de Colorado, un poco más “Liberalizado”.

Los actores del informe continúan con su trabajo y desean lo antes posible un gran debate sobre el Cannabis festivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *