El mundo del Cannabis ha evolucionado mucho en las últimas tres décadas. Desde la aparición de nuevos métodos de cultivo, pasando por el auge de las variedades autoflorecientes, hasta la expansión del mercado en los últimos años. Un proceso de enorme cambio que busca un objetivo claro: conseguir una marihuana fácil de cultivar. Consiguiendo la máxima calidad, y reafirmando la posibilidad de un autocultivo sostenible y seguro.

Elegir una variedad antes de empezar a cultivar es una tarea meticulosa, que requiere tiempo y planificación. Cada semilla de marihuana es diferente, con sus propiedades, formas de crecimiento y floración, hábitat preferido y alimentación personalizada. Por eso, sobre todo los cultivadores novatos quieren cultivos sencillos que no requieran demasiados cuidados.

Afortunadamente, hoy en día existen en el mercado muchas variedades de marihuana fáciles de cultivar. En general, estas plantas son resistentes a las enfermedades y las plagas, y tienen tiempos de floración más cortos que otros tipos de Cannabis. Como resultado, son ideales para los cultivadores que quieren cosechar cogollos frescos en pocos meses. Además, muchas variedades fáciles de cultivar se pueden cultivar tanto en interior como en exterior, lo que da a los cultivadores aún más flexibilidad.

Semillas de Marihuana Autoflorecientes

Las semillas de marihuana autoflorecientes son el tipo de semillas más fácil de cultivar. No requieren mucha atención o cuidado, y florecerán automáticamente sin necesidad de condiciones especiales de iluminación. Las semillas autoflorecientes son ideales para los principiantes, o para las personas que no tienen mucho tiempo para dedicar a su operación de cultivo.

Algunas de las variedades autoflorecientes más populares son White Widow, Blueberry y Northern Lights.

White Widow

La White Widow es una variedad de cannabis clásica que ha existido durante muchos años. Es una planta fácil de cultivar, y produce cogollos de alta calidad que son perfectos para hacer hachís y otros concentrados. Las plantas de White Widow se pueden cultivar en interior o exterior, y suelen florecer en unas 8 semanas.

LEER
Marihuana de queso: reconocerla, efectos, como cultivarla

Blueberry

La Blueberry es otra variedad autofloreciente fácil de cultivar que produce cogollos de gran calidad. Las plantas tienen un dulce aroma a arándanos, y los cogollos son densos y potentes. Las plantas de Blueberry suelen florecer en unas 9 semanas.

Northern Lights

Northern Lights es una cepa clásica de cannabis conocida por su facilidad de crecimiento y sus altos rendimientos. Las plantas producen cogollos grandes y densos cubiertos de tricomas y tienen un aroma dulce y terroso. Las plantas de Northern Lights suelen florecer en unas 8 semanas.

Tanto si eres un cultivador principiante como un veterano experimentado, hay variedades de marihuana fáciles de cultivar que se adaptarán a tus necesidades. Las semillas autoflorecientes son las más fáciles de cultivar y no requieren mucha atención ni cuidados. Hay muchas cepas autoflorecientes disponibles en el mercado hoy en día, así que encontrar la adecuada para ti debería ser fácil.

Si eres un cultivador novato también deberías considerar el cultivo de marihuana fácil de cultivar en interiores, ya que esto te dará más control sobre el entorno y te permitirá vigilar tus plantas más de cerca.

No importa cuál sea tu nivel de experiencia o tus objetivos de cultivo, hay variedades de marihuana fáciles de cultivar que se adaptan a tus necesidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *